Bricolaje Tareas domésticas, limpiar algunas ollas

Imagen de un proyecto de bricolaje

Si buscas formas divertidas de pasar tiempo en tu porche o terraza este año, considera la ruta de „hazlo tú mismo“. Para la mayoría de la gente, esto significará abordar cualquier proyecto que necesite ser abordado en la casa, desde cortar el césped hasta limpiar las canaletas.

Hemos estado probando muchos tipos de proyectos diferentes recientemente porque nos enamoramos un poco de la idea de las tareas domésticas de bricolaje, hasta ahora hemos probado de todo, desde hacer jabón casero hasta limpiar ollas y sartenes viejas. La verdad es que, a la hora de la verdad, casi todo es algo que se puede hacer en la comodidad de tu propio hogar, siempre y cuando tengas un conocimiento básico de cómo hacerlo. Una de las cosas más singulares que nunca hemos considerado antes es la limpieza de ollas y sartenes viejas, así que echemos un vistazo a algunos de los procesos involucrados. Aquí hay algunos consejos sobre cómo hacerlo de la manera correcta.

Cómo limpiamos las ollas y el área de bricolaje que usaste

Imagen de una fregona que se utiliza para limpiar el suelo

La parte más fácil de la limpieza es el comienzo. Es en este punto donde empezamos a limpiar el desorden que se ha hecho, que normalmente es sólo una mezcla de bicarbonato de sodio y agua, una o dos esponjas, y un par de minutos en el microondas. El siguiente paso es enjuagar todo el exceso de líquido y suciedad con la esponja. Ahora que la superficie está seca, puedes añadir vinagre o líquido para lavar platos a la mezcla para sacar la suciedad y las manchas. Ahora que los platos están limpios y sin manchas, puedes empezar a enjuagar el líquido.

Al limpiar un mueble o una encimera, es mejor usar una aspiradora para asegurarse de que no empuja accidentalmente la suciedad o las migas al suelo. También debe tener cuidado de no tirar nada hacia abajo en la suciedad o en el suelo, ya que esto puede dañar el suelo y el suelo debajo de él. También puede considerar la posibilidad de utilizar una toalla de papel para limpiar cualquier derrame de comida que se haya producido mientras limpiaba el suelo, así como utilizarla como un paño temporal entre la solución de limpieza hasta que pueda obtener un limpiador más permanente.

Los materiales que puedes usar para la limpieza

Hay algunos materiales diferentes que se utilizan al limpiar un mostrador, como madera, azulejos, vidrio, metal u otras superficies, y los materiales que se utilizarían dependerán de sus necesidades y sus preferencias. Si busca un aspecto más profesional para su proyecto de limpieza, puede optar por productos químicos y limpiadores especiales específicamente diseñados para su uso en superficies de madera. También querrás considerar eso para conseguir el aspecto que buscas. También es importante recordar que si utiliza productos químicos y limpiadores, siempre existe la posibilidad de que pueda estar haciendo más daño que bien a la superficie al hacer cosas como limpiar en ella con una aspiradora o restregar demasiado o demasiado fuerte. Asegúrese de mantener la superficie lo más seca posible y use guantes para no arañar la superficie más de lo necesario.

Algunas personas optan por utilizar un compresor de aire para eliminar toda la suciedad que se ha acumulado en su encimera para que sea más fácil aspirar y trabajar con un cepillo. Esta es una buena idea para tener en caso de que necesites usar esto cuando limpies un gran desorden del que parece que no puedes deshacerte. También hay algunos limpiadores comerciales que pueden ser muy eficaces para eliminar la suciedad y el polvo, por lo que se puede hacer la limpieza más rápidamente, aunque hay que tener mucho cuidado de no utilizarlos accidentalmente en una superficie húmeda. Una vez que la superficie esté limpia, podrás usar un trapo limpio o un paño suave para limpiar el polvo, las manchas, la suciedad y las manchas.

Aparte de eso, siempre debes tener en cuenta que aunque estés haciendo tu propia limpieza de bricolaje, sólo debes hacerlo si es una necesidad y no algo que creas que vas a hacer mucho si no te sientes cómodo haciéndolo tú mismo. En la mayoría de los casos, puedes obtener servicios profesionales a un precio razonable para la limpieza de tu casa, pero sigue siendo una buena idea encontrar una opción más barata, especialmente si buscas una forma más eficiente de hacer el trabajo.