¿Qué es el derecho inmobiliario?

Hay muchas tipologías del derecho. Está el derecho mercantil, está el derecho humano, el derecho laboral, el derecho familiar, el fiscal… cada uno sirve para medir, defender e interpretar las leyes en un campo determinado (nuestra familia, nuestro trabajo, nuestros derechos como personas…) y luego también está el derecho inmobiliario, que es el que regula los inmuebles y todas las leyes que giran a su alrededor.

inmueble

Derecho inmobiliario

Se define como un tipo de derecho que agrupa la normativa, las reglas y las leyes que regulan los inmuebles. Hay muchos abogados inmobiliarios que están especializados en este tema, así como bufetes varios que se centran exclusivamente en esta rama de la abogacía.

¿Y qué cosas mide? Hacemos aquí un breve repaso de temas que suelen tratar este tipo de abogados:

  • Regulaciones legales sobre urbanismo. Por ejemplo, imaginemos que queremos construir en una zona pero no sabemos si podemos o no edificar allí. O a lo mejor podemos pero no sabemos que trámites y permisos tenemos que hacer para proceder con ello, o ignoramos si hay alguna normativa sobre patrimonio que nos obligue a actuar de una forma un otra. Pues acudiendo a los expertos en derecho inmobiliario nos sacaríamos las dudas de encima, ya que es esta rama del derecho la que ayuda a ordenarlo y regularlo todo.
  • Derechos de propiedades: registro de propiedad, relaciones profesionales, todos los procesos que deben realizarse, etc. Esto es muy habitual cuando se compra o se vende una vivienda, incluso a veces cuando se alquila. La persona propietaria es la que aparece en la documentación oficial y la que responde de ella ante los juzgados. También es la que debe pagar los impuestos correspondientes que se derivan de tener una o varias propiedades.
  • Contratos inmobiliarios: obras, compraventas, permutas o incluso arrendamientos. Aquí en esta rama entraría también todo lo que tiene que ver con la protección al consumidor en todo tipo de transmisiones inmobiliarias, y aquí entraría el siguiente punto, que quizá es uno de los más importantes y conocidos…
  • Hipotecas: la mayoría de personas sabe lo que es una hipoteca porque por desgracia (generalmente) tenemos una a nuestras espaldas. O varias, que es aún peor. Tener hipotecada tu vivienda o alguna de tus propiedades es un riesgo y una garantía para el banco (prestamista) de que podrás pagar -sea como sea- lo que has pedido. Hay, pero, mucha letra pequeña y aquí es donde interviene el derecho inmobiliario, para proteger a los consumidores de este tipo de transacciones que suelen esconder más de lo que se muestra.
  • Impuestos, tributaciones... todos los temas que se relacionan con el pago de algo se pondría en este apartado. Hay toda una serie de impuestos directos e indirectos que tienen mucho que ver con al fiscalidad inmobiliaria y con la tributación de los locales en cuestión. También todo el tema de la valoraciones y saber como tasar una determinada propiedad o conjunto inmobiliario.
  • Y por último, un poco de gestión de la empresa inmobiliaria. Es algo muy actual pero no por ello menos importante. Cuestiones de marketing, análisis de tendencias, gestión de recursos humanos, negociaciones varias, ventas y hasta todo lo que hoy se le llama gestión online, sin duda un mercado emergente en el cual se debe estar sí o sí si se quiere llegar a buen puerto.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *